Usted está aquí

Pandemia de coronavirus (COVID-19)

Respuesta del UNFPA

En 2019, iniciamos nuestro noveno programa de cooperación en Nicaragua, contribuyendo al alcance de las prioridades de desarrollo nacionales. UNFPA reafirmó en su cooperación el fortalecimiento de las capacidades nacionales para intensificar las estrategias que contribuyan al empoderamiento de adolescentes, jóvenes y mujeres, de manera que tengan la oportunidad de tener vidas más saludables y desarrollar su máximo potencial, no dejando a nadie atrás.

En el contexto actual, el UNFPA aboga por la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva y de prevención de la violencia de género y sexual en la respuesta nacional ante la pandemia del COVID-19. El UNFPA ha proporcionado equipos y suministros médicos para hospitales públicos, además de buscar alternativas, como la teleconsulta, para proporcionar servicios y atención de salud materna a las mujeres en las zonas más remotas del país.

Es preciso además, garantizar que los proveedores de salud y las usuarias, tengan acceso a equipos de protección personal de acuerdo a sus necesidades y utilicen el mismo al momento de atender a pacientes con sospecha o casos confirmados de la COVID-19, de conformidad con los estándares de la OMS, y también que el servicio cumpla con todas las medidas de prevención y protección.

Al día de hoy no existe evidencia que indique que la COVID-19 provoca mayores efectos adversos en las mujeres embarazadas en comparación con el resto de la población. Sin embargo, es necesario tomar en cuenta los cambios fisiológicos e inmunes que se presentan durante y después del embarazo lo que puede provocar complicaciones del embarazo, parto o puerperio en las embarazadas con la COVID-19. Por tanto, es fundamental que todas las mujeres tengan acceso a una experiencia positiva del embarazo, del parto y puerperio, de conformidad con los lineamientos y las normas nacionales, especialmente en los epicentros de la pandemia, en donde el acceso a servicios para las mujeres embarazadas, las mujeres que se encuentran en labor de parto y en el parto mismo, y las mujeres lactantes se ve impactados. Así mismo, mantener la información y los servicios relacionados con la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

La evidencia internacional disponible acerca de otros brotes epidémicos y emergencias sanitarias muestra que la vulnerabilidad y el riesgo para las mujeres y las niñas aumentan en este tipo de escenarios, y el brote y la pandemia mundial de la COVID-19, sumados a las medidas de auto resguardo, no son la excepción.

Esta situación ha conducido a nivel global un incremento significativo en el número de casos de Violencia Basada en Género, incluyendo casos de violencia sexual. En ese sentido, es importante asegurarse de que los establecimientos de salud que brindan servicios de manejo clínico de la violencia sexual sigan siendo accesibles y se encuentren disponibles en los distintos municipios y ciudades, y también que cumplan con los principios rectores de la atención (confidencialidad, privacidad, seguridad y no discriminación).

Si bien enfrentamos muchos desafíos, estamos impulsados a cumplir los objetivos fundamentales del UNFPA, nuestros tres ceros, cero necesidad insatisfecha de planificación familiar, cero muertes maternas evitables y 0 violencia o prácticas nocivas contra mujeres y niñas. Así mismo, en línea con los compromisos establecidos en Nairobi, constantemente fijamos nuestra mirada en mejorar la vida de adolescentes, jóvenes y mujeres en Nicaragua.

COVID-19

La COVID-19 es una enfermedad respiratoria nueva. Actualmente, la propagación se da principalmente de persona a persona, independientemente del género, condición económica, discapacidad, etnia o edad.

Los síntomas más comunes son goteo nasal, tos, dolor de garganta, fiebre y cansancio. Los síntomas pueden aparecer de 1 a 12 días después de la exposición al virus. Las personas mayores de 60 años y personas con enfermedades preexistentes. La transmisión ocurre por contacto cercano con una persona infectada al toser o estornudar y/o al tocar objetos o superficies contaminadas y luego tocarse los ojos, la nariz o la boca.

Mayor información: https://nicaragua.unfpa.org/es/publications/covid-19-enfermedad-por-el-c...