Usted está aquí

Jóvenes y mujeres aportan a la prevención de la violencia de género en la RACCN en medio de la pandemia de la COVID19

En medio de la pandemia de la COVID19, mujeres jóvenes y adultas contribuyen con gran liderazgo a proveer servicios de atención y prevención de la violencia de género, con la cooperación de UNFPA Nicaragua. 

El Albergue La Esperanza ubicado en Puerto Cabezas en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte, cuenta con un personal compuesto en su mayoría por mujeres. El Albergue continuó su atencion para las sobrevivientes de violencia de género, incluyendo violencia sexual inclusive en el contexto de la pandemia de la COVID19.

En ese marco, UNFPA Nicaragua cooperó con la rehabilitación de espacios para la atención de sus usuarias, en su mayoría mujeres, niñas y niños y entregó kits de dignidad con el objetivo de reducir la vulnerabilidad ante la violencia de género y conectar a las mujeres y las niñas a los servicios de información y apoyo.

 

 

Elena Zúñiga, Representante de UNFPA Nicaragua comentó que en el contexto actual, el UNFPA aboga por la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva y de prevención de la violencia de género y sexual en la respuesta nacional ante la pandemia del COVID-19.

“Esperamos contribuir con estos aportes incluyendo la entrega  de kits de dignidad, con el fortalecimiento de la capacidad de atención y medidas de seguridad para minimizar el riesgo de infección para el personal y las niñas, adolescentes y mujeres que están alojadas en los albergues y aquellas que son destinatarias de cada una de las acciones de sus organizaciones”, concluyó Zúñiga.

La entrega de los kits no es una actividad aislada, sino que es parte de una intervención más amplia, en torno a temas de la prevención de la violencia de género, la cual está siendo complementaria a la elaboración de una campaña de comunicación.

En el contexto de COVID19, también se necesitaba información científica y actualizada sobre las formas de prevención y autocuidado de la salud pero también prevención de la violencia, especialmente en grupos vulnerables, como las poblaciones indígenas y afrodescendientes. El trabajo conjunto entre UNFPA y la Red de Mujeres Afrodescendientes permitió dar respuesta a las necesidades de información de adolescentes, jóvenes y mujeres, y promover acciones positivas para la propia salud, la familia y el cuidado equitativo en el hogar y la identificación de signos de violencia.