Comunicado de Prensa

El Bono Demográfico permitirá ubicar a Nicaragua en un lugar de desarrollo importante

8 Agosto 2016
Dr. Markus Behrend, Representante UNFPA Nicaragua

Managua, Nicaragua. UNFPA participó en la Iniciativa por los Jóvenes organizada por Nestlé. La actividad en la que asistieron más de 200 jóvenes está orientada a contribuir en la preparación y capacitación de las próximas generaciones, a fin de que se integren eficazmente al mercado laboral. En ese contexto se realizó una presentación magistral enfocada en la importancia de la inversión en la adolescencia y juventudes en el país.

 

En este sentido el Dr. Markus Behrend, Representante de UNFPA en Nicaragua comenta “América Latina y el Caribe atraviesan una etapa única, producto de la relación favorable entre la población mayor de quince y menor de sesenta y cinco años –con un gran potencial laboral– y las personas dependientes. De esta forma no hay tanta carga de consumo y el producto del trabajo de los asalariados puede ser utilizado para ahorro e inversión. Esto es lo que llamamos ‘bono demográfico’. Un concepto socio-demográfico asociado al tema de producción y consumo, siempre que se sepa aprovechar, se convierte en una ventana de oportunidad para el desarrollo humano”

Sin embargo “para que este excepcional dividendo demográfico pueda ser aprovechado los jóvenes tendrán que incorporarse al mercado laboral, en empleos de calidad, como profesionales bien formados y preparados en las áreas requeridas por el mercado de trabajo”, aclara Behrend.

Roberto Cano especialista en asuntos de población brindó una conferencia en la que se abordó la enorme oportunidad de Nicaragua con el tema del bono demográfico “el bono demográfico es ese momento especial en que los países tienen mayor potencial al tener más personas en edad productiva. La clave para que esas personas se suban a la locomotora (motor de desarrollo del país) es asegurando que esas personas cuenten con las capacidades y habilidades para poder incrementar el potencial productivo del país.”

También destaca “que si se provee de una buena educación, salud y nutrición, la población infanto juvenil estará preparada para llegar a ser el primer vagón de la locomotora” asegura Cano.

“es importante aprovechar los próximos 30 años para posicionar a Nicaragua en un lugar de desarrollo importante para poder enfrentar después ese futuro que se viene como es el invierno del bono demográfico donde tendremos mayor cantidad de población adulta mayor”, asegura Cano.

 

El especialista aseguró que Nicaragua dispone de una fabulosa oportunidad que no todos los países tienen porque el bono demográfico es una cuestión transitoria. Nicaragua tiene aún 25 años, más o menos entre 2040 a 2045 para aprovechar el bono demográfico, con una población menor a 7 millones de personas. Según Cano, la oportunidad que tiene Nicaragua es triple, al contar con más tiempo, menor población y menor extensión territorial que el resto (de países en latinoamérica).

“No hay dos bonos demográficos, es una única oportunidad y a ustedes (jóvenes) la historia les reserva la oportunidad de hacer uso del bono demográfico, no hay otra generación ni en el pasado ni en el futuro que se enfrente a esta responsabilidad, ustedes jóvenes son los que deben enfrentar este proceso ahora” destacó Cano.

El especialista menciona cuál es la gran tarea como país “Qué debemos hacer para aprovechar el bono demográfico, trabajar en los indicadores del capital humano, estamos hablando de primera infancia, educación y juventud, si lo hacemos podemos potenciar el desarrollo de Nicaragua a niveles impensados”.

“Debemos fortalecer también en términos de educación el desafío de la permanencia y la prevención del embarazo en adolescentes. El compromiso es de todos, todos estamos en el mismo barco”. finalizó  Cano.