Discurso

Acceso universal a salud sexual y reproductiva: la clave para la igualdad de género

8 Marzo 2017

Mensaje del Director Ejecutivo de UNFPA, Dr. Babatunde Osotimehin

Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo 2017

 

La igualdad de género es un derecho humano. Las mujeres tienen derecho a vivir con dignidad y en libertad, sin temor ni discriminación. La igualdad de género también es vital para el desarrollo sostenible, la paz y la seguridad. No es solo un tema de mujeres. Es un tema que concierne a toda la humanidad.

Desafortunadamente, a pesar del progreso alcanzado, el mundo todavía tiene un largo camino por recorrer para poder alcanzar una plena igualdad de género.

Por ejemplo, cada año, decenas de miles de niñas son obligadas a contraer matrimonio –casi un tercio de ellas antes de cumplir 15 años. Una en cada tres mujeres sufre algún tipo de violencia basada en género a lo largo de su vida. Alrededor de 200 millones de mujeres y niñas han sufrido a causa de la mutilación genital femenina y 225 millones de mujeres requieren acceso a un método moderno de planificación familiar pero no lo obtienen y por ende, no son capaces de decidir si desean tener hijos o cuándo tenerlos.

La comunidad global tiene la obligación de avanzar la nueva agenda de desarrollo sostenible, la cual consagra la igualdad de género como uno sus objetivos. La posibilidad de que las mujeres y las niñas puedan ejercer sus derechos humanos básicos, incluyendo su derecho a la salud sexual y reproductiva, es un prerrequisito para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los estudios han demostrado claramente que la planificación familiar es la mejor inversión que los países pueden hacer por el desarrollo humano.

Asegurar el acceso universal para la planificación familiar voluntaria significa poner a las mujeres más pobres, marginadas y excluidas al frente de nuestros esfuerzos –particularmente aquellas que se encuentren en entornos frágiles o de conflicto.

Las mujeres y las niñas que puedan tomar decisiones y controlar su vida reproductiva están en una mejor posición para lograr una educación de calidad, encontrar un trabajo decente y tomar decisiones en libertad y con la información necesaria en todas las esferas de la vida.

A sus familias y la sociedad les va mejor económicamente. Sus hijos, si deciden tenerlos, son más sanos y tienen acceso a una mejor educación, ayudándolos a romper el círculo de la pobreza que atrapa a miles de millones de personas y genera un ciclo de prosperidad que es traspasado a futuras generaciones.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA, está sumamente comprometido con asegurar el derecho a servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo acceso a métodos anticonceptivos. En este Día Internacional de la Mujer, exhortamos a la comunidad global a que se una a nuestros esfuerzos. Juntos, podemos avanzar hacia salvar vidas, la igualdad de género, empoderar a mujeres y niñas, y garantizar un futuro próspero y sostenible para todos.